Cada 30 minutos un elefante es abatido para comercializar con el marfil de sus colmillos. El impacto moral y emocional de estos datos es incalculable, pero ¿podemos estimar cuánto nos cuesta este delito al conjunto de la sociedad? El Banco Mundial acaba de emitir un desolador informe sobre el precio económico que tienen los grandes crímenes ambientales globales: según este informe, el tráfico ilegal de especies, la pesca ilegal y la tala ilegal nos cuestan entre 1 y dos billones de dólares cada año.   Al dato del elefante podemos añadir otras estadísticas escalofriantes: un rinoceronte africano muere abatido por su cuerno...

Se han incautado casi 200 animales entre aves, mamíferos y reptiles. La red contaba con una red de contactos en diferentes países de la Unión Europea que les proveían de especímenes protegidos para su exportación ilegal a Marruecos.   Se ha acreditado la existencia de un mercado emergente en África que, a través de Marruecos, demanda una gran cantidad de animales exclusivos que se importan ilegalmente. La operación se inició a raíz de la denuncia realizada por un ciudadano a través de SEO/BirdLife.   La Guardia Civil, en el marco de la operación FENNEC, coordinada por EUROPOL y con la participación de Portugal, Eslovaquia...