Mural contra el uso ilegal del veneno

Acercamos la realidad de los delitos contra el medio ambiente a la comunidad educativa en algunas zonas donde se registran altos índices de mortalidad ilegal de fauna o destrucción de hábitats.

 

Desarrollamos  esta acción de sensibilización, en el marco del Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, a través de la pintura de murales en distintos institutos de España de algunas comunidades autónomas donde se registran altos índices de mortalidad ilegal de fauna o destrucción de hábitats. La intención es contribuir a conocer la biodiversidad local y, sobre todo, resaltar algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo en la lucha contra los delitos ambientales más registrados de cada zona.

El milano real, hilo conductor del mural de Tudela

El segundo de los murales se ha llevado a cabo en el IES Valle del Ebro de Tudela (Navarra) y se ha centrado en el uso ilegal de veneno, la mayor amenaza de muchas especies de fauna.

Entre los días 2 y 6 de mayo, las distintas clases de 4º de la ESO del IES Valle del Ebro de Tudela (Navarra) trabajan en un mural acerca de una de las especies más afectadas por este delito: el milano real. Entre 1992 y 2017, se identificaron 1.479 ejemplares de milano real muertos a causa del veneno y durante la última década no se observa una disminución de esta tendencia. Entre 1994 y 2004 se constató un fuerte declive de la especie en España, con disminuciones de alrededor de un 50% de la población invernante y un 45% de la nidificante. Esto hizo que se incluyera en la categoría “en peligro de extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Según los datos del último censo de la población invernante y reproductora de 2014 la especie se iba recuperando lentamente y de forma desigual en la geografía, pasando a ser menor la diferencia respecto a hace veinte años.

Momento de la realización del mural sobre veneno.

 

El uso de cebos envenenados y la intoxicación secundaria por la ingesta de roedores contaminados con rodenticidas, han sido algunas de las causas de la situación de las poblaciones de esta especie.

Cada una de las clases ha desarrollado un taller donde se ha reflexionado acerca de los delitos ambientales y se han abordado las motivaciones específicas que llevan a algunas personas, en el contexto sociocultural en el que se encuentran, a utilizar este método cruel, masivo y no selectivo. “Tudela es el municipio de España con mayor número de episodios de envenenamiento registrados en los últimos 25 años, un punto negro en el que creímos fundamental proponer al menos una intervención para transmitir el extraordinario valor de especies como el milano y la necesidad de preservar la biodiversidad de amenazas como el veneno”, dice David de la Bodega, responsable del Programa Legal de SEO/BirdLife.

El uso ilegal de veneno, una problemática demasiado actual

En España, se estima que unos 200.000 animales murieron envenenados en los últimos 25 años, según recoge el informe El veneno en España. Evolución del envenenamiento de fauna silvestre (1992-2017)», publicado por SEO/BirdLife y WWF en 2020. El uso de cebos envenenados es un método masivo y no selectivo para el control de predadores que supone la principal amenaza para muchas especies de fauna protegidas y amenazadas e, incluso, los animales domésticos. El uso de veneno no permite su uso exclusivo sobre las especies a eliminar, sino que cualquier animal puede resultar intoxicado, incluido el ser humano, causando una muerte cruel, ya que las sustancias utilizadas normalmente provocan un gran sufrimiento en los animales afectados. El uso ilegal de veneno genera un impacto muy grave en la biodiversidad española y afecta a especies como el buitre negro, el buitre leonado, el alimoche, el quebrantahuesos o el milano real. Todas estas especies, en su mayoría amenazadas, junto a otros mamíferos, como el oso pardo, el lobo ibérico, el lince ibérico o el zorro, son víctimas todos los años del uso de cebos envenenados, un problema que también afecta a numerosas mascotas en entornos urbanos, si bien el presente informe solo recoge casos de envenenamiento en el medio natural.

El proyecto Murales contra el delito ambiental

SEO/BirdLife quiere crear conciencia en la sociedad sobre la necesidad de proteger la biodiversidad y poner en conocimiento las herramientas disponibles para luchar contra los delitos ambientales.

A través de las pinturas murales están abordándose temas como la caza ilegal, el uso ilegal de veneno, la provocación ilegal de incendios forestales, la captura de aves fringílidas para canto o el tráfico ilegal de especies, representándolos a través de una de las especies más afectadas por cada una de esas agresiones ambientales. El primero de los murales hizo hincapié en la caza ilegal, girando en torno a la pardela cenicienta canaria y el pardeleo.

Mural de pardela cenicienta en el I. E. S. Guanarteme, de Las Palmas.

El derecho y el deber de cuidar de la biodiversidad

A través del trabajo que implica la realización de estos murales, SEO/BirdLife quiere transmitir a la comunidad educativa que todas las personas somos guardianes de la naturaleza, poniendo en valor el artículo 45 de la Constitución, que señala que la ciudadanía tiene el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona y el deber de conservarlo.

Además, como organización de utilidad pública, ponemos al servicio de la ciudadanía y de las administraciones un portal de denuncias a disposición de cualquier persona que sea testigo de cualquier agresión o incumplimiento de la normativa relacionada con la protección de la naturaleza. A través de un formulario web, cualquier persona que conozca una acción potencialmente ilegal puede comunicarlo a la organización y obtener información sobre cómo hacer llegar su denuncia a las autoridades.

Concretamente, en caso de encontrar un posible caso de envenenamiento de fauna, es importante no tocar nada y avisar inmediatamente a las autoridades de emergencias, al Seprona (062) o a los de Medio Ambiente o Forestales de la zona (llamando al 112).