El tráfico ilegal debe tener consecuencias legales

Nos hemos personado en el procedimiento penal abierto a raíz de la operación ORATRIX del Seprona de la Guardia Civil, que supuso la incautación de más de 280 ejemplares de especies protegidas y la investigación de 23 personas integrantes de una red delictiva dedicada al comercio ilegal de fauna.

Hemos solicitado la personación en el procedimiento abierto por el caso y ejercerá la acusación popular en este caso en el marco del LIFE Guardianes de la Naturaleza, proyecto en el que se llevan a cabo varias acciones dirigidas a la lucha contra este delito contra la fauna.

Nos hemos dirigido al juzgado de Instrucción nº10 de Málaga donde se valora la responsabilidad penal de un grupo delictivo dedicado al tráfico ilegal de especies de fauna silvestre, con el objeto de ejercer la acusación popular durante el procedimiento.

La investigación concluyó en julio de este año cuando la Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería Real Marroquí y en el marco de la operación ORATRIX,  detuvo e investigó a 23 personas relacionadas con el tráfico ilícito de especies. El origen de la comercialización de estas especies se ha situado en la zona sur de España. Se incautaron más de 280 ejemplares de especies protegidas entre las que había guacamayos, loros y cacatúas, además de abundante documentación y dinero en efectivo. La documentación de estas especies estaba falsificada y, en algunos casos, no existía registro alguno.

Modus operandi

Según se desprende de la investigación realizada por la Guardia Civil, los investigados, bajo el amparo de documentación falsa, criaban durante años parejas de especies que luego intentaban vender en el mercado negro. Este tipo de especies exóticas tiene una alta demanda y se ha constatado la existencia de rutas de exportación desde España a Marruecos.

La colaboración de la Gendarmería Real Marroquí ha sido esencial para descubrir un itinerario de transporte, valiéndose de autobuses para ocultar el transporte de las aves. Las investigaciones llevadas de forma conjunta por los dos Servicios de Seguridad han permitido desvelar que el autor principal se valía de su posición en el seno de una agencia de viajes para facilitar las exportaciones de dichas especies protegidas.

En España, en algunos casos,  utilizaban guacamayos y otras especies de menor valor y las ponían a la venta a través de internet, estafando a los usuarios que nunca recibían sus pájaros o haciéndose pasar por compradores que nunca ingresaban el dinero por las especies demandadas.

Este comercio ilegal reportaba a los detenidos un volumen de negocio de más de 100.000 euros anuales. Además, la valoración de las aves incautadas llega hasta los 550.000 euros.

El papel de SEO/BirdLife en el proceso judicial

SEO/BirdLife ha solicitado su personación en este caso para actuar como acusación popular en los tribunales, con el objetivo de conseguir una sentencia que permita reflejar las consecuencias legales que tiene el tráfico ilegal de especies e impulsar procedimientos por este tipo de delitos. Este es uno de los objetivos específicos del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza para mejorar la eficacia de las acciones dirigidas a luchar contra los delitos ambientales.

Otras actuaciones frente al tráfico ilegal

SEO/BirdLife es entidad colaboradora del MITERD para la aplicación del Plan de Acción Español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de fauna y flora silvestres (Plan TIFIES). Precisamente, en el marco del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, se ha contribuido, en el seno del Seprona, a la creación de la Oficina Central Nacional (OCN) de análisis de la información sobre actividades ilícitas medioambientales, recogida en el Plan TIFIES. Además, este proyecto también prevé la formación especializada de 30 agentes del Seprona en la investigación financiera y recuperación de activos asociados a actividades delictivas de ese carácter.

Guardianes de la Naturaleza

La personación y las actividades señaladas se realizan en el marco del proyecto LIFE, Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, financiado por el programa Life de la Unión Europea, pretende mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra la naturaleza.

Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la  Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves  (SPEA), y el Servicio de protección de la naturaleza de la Dirección general de la Guardia Civil (SEPRONA), como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD).