DELITOS AMBIENTALES

Los crímenes contra el medio ambiente son uno de los principales factores que amenazan el estado de conservación del medioambiente en Europa y en el resto del mundo. Los delitos ambientales se han convertido en una de las actividades más rentables para las organizaciones criminales y provocan un significativo impacto también sobre la sociedad y la economía general.

 

Existen multitud de actuaciones ilegales que dañan la naturaleza, desde el proyecto Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental trabajamos para frenar todos estos delitos pero especialmente aquellos que afectan a los hábitats y a la fauna.

CONTRA LOS HÁBITATS

La destrucción de los hábitats es la principal amenaza que afecta a la conservación de numerosas especies protegidas y del medio ambiente en general.

 

“Si un hábitat se transforma y es incapaz de mantener las especies originarias es que se ha destruido”.

 

Este proceso, que ocasiona la pérdida de biodiversidad en el que las especies mueren o se desplazan forzosamente, puede darse por diferentes actuaciones delictivas.

#Incendios, #Vertidos ilegales de residuos, #Deforestación, #Urbanismo, #Minería, #Sobrepesca

CONTRA LA FAUNA

El continuo declive de especies está poniendo en jaque la permanencia de muchas de ellas. Los delitos contra la fauna son muy variados y se dan tanto en el medio natural como en las ciudades, donde por el contrario cada vez es más necesario tender a su naturalización.

#Caza ilegal, #Tráfico ilegal de especies, #Veneno, #Destrucción de nidos