Actuamos legalmente frente a la muerte de cinco ibis eremitas

Se trata de un caso investigado por el Seprona de la Guardia Civil y Agentes de Medio Ambiente de Extremadura y Andalucía, por la muerte de cinco ibis eremitas con una carabina de aire comprimido

Llevamos años trabajando por la recuperación de esta especie en peligro crítico de extinción en Marruecos.
Ejercemos la acusación popular en este caso en el marco del LIFE Guardianes de la Naturaleza.

SEO/BirdLife se ha personado en el procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Zafra (Extremadura) por la comisión de un delito contra la fauna que afecta a una especie en peligro crítico de extinción y declarada extinta en la península ibérica, el ibis eremita.

Los hechos se remontan a septiembre de 2019 cuando el Seprona y agentes de medio ambiente de Andalucía y Extremadura investigaron a un vecino de Montemolín por un presunto delito contra la fauna, por abatir con una carabina de aire comprimido cinco ejemplares de ibis eremita. La especie está clasificada como «extinta» en el catálogo regional de especies amenazadas de esa comunidad y es objeto de un programa de reintroducción en Andalucía, el Proyecto Eremita, que se ocupa de la liberación y seguimiento de ejemplares nacidos en cautividad y en libertad en el sur de la Península Ibérica. La pérdida de estos cinco especímenes jóvenes supone una importante merma para la consolidación de la especie en España.

Fueron los técnicos del citado proyecto, quienes avisaron a la Guardia Civil, al detectar la inmovilidad de la señal del GPS que portaba para su seguimiento vía satélite, justo cuando un grupo de seis especímenes jóvenes, habían realizado un vuelo de dispersión desde la provincia de Cádiz hasta Montemolín. Los agentes iniciaron la búsqueda con otros del Medio Natural de la Junta de Extremadura, localizando tres cadáveres de dichas aves en las inmediaciones de un edificio de Montemolín. Con posterioridad, agentes andaluces recuperaron otros dos. Todos con signos de haber sido heridos por disparos.

El papel de la ONG

SEO/BirdLife actuará en este caso como acusación popular en los tribunales, con el objetivo de conseguir una sentencia que permita reflejar las consecuencias legales que tiene la caza ilegal de especies protegidas y disuadir de su comisión. Este es uno de los objetivos específicos del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza para mejorar la eficacia de las acciones dirigidas a luchar contra los delitos ambientales.

BirdLife International lleva trabajando en la recuperación de la última población silvestre viable de esta especie desde 1994, en el marco de un programa de seguimiento a cargo de las autoridades del Parque Nacional de Souss-Massa (Marruecos)SEO/BirdLife se hizo cargo del programa a partir de 2000 y en la actualidad, GREPOM, miembro de BirdLife en ese país ha tomado el relevo, siempre con el apoyo de la ONG española.

Por su parte, la Junta de Andalucía y el Zoobotánico de Jerez iniciaron en 2004 un proyecto independiente encaminado al establecimiento de una población reproductora y sedentaria en Cádiz. Este proyecto cuenta con la colaboración de numerosos zoos europeos comprometidos con la cría en cautividad de esta especie. Desde que se iniciaron las liberaciones se han establecido un total de 25 parejas que crían en libertad, algunas ya de cuarta generación, totalizando unos 110 ejemplares en total, por lo que se trata del más importante programa de reintroducción de ibis eremita en Europa.

Una especie amenazada

La especie criaba en los Alpes hasta, probablemente, el siglo XVIII y estuvo también presente en España y en los Balcanes. La población oriental, centrada en Birecik, Turquía, y en las proximidades de Palmira, Siria, sufrió una grave declive hasta su extinción en libertad a principios del presente siglo. También la población relíctica en el suroeste de Marruecos sufrió una importante reducción hasta la creación, en 1991, del Parque Nacional de Souss-Massa. En 1994, la UICN, organismo internacional que se encarga del seguimiento del estado de amenaza de las especies en el mundo, la catalogó en la categoría de amenaza de crítica (CR). No fue hasta 2018 que esta categoría se cambió a en peligro (EN) gracias a los esfuerzos de conservación en Marruecos.

Guardianes de la Naturaleza

La personación se realiza en el marco del proyecto LIFE, Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, financiado por el programa LIFE de la Unión Europea. Este proyecto pretende mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra la naturaleza.

Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves  (SPEA), y el Servicio de protección de la naturaleza de la Dirección general de la Guardia Civil (Seprona), como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición ecológica y Reto Demográfico (MITERD).